15/4/12

Dícese del señor fracasado

Erase una vez, en un reino imaginario, un señor con unas tierras inmensamente grandes. Unas tierras áridas, secas, vacías y totalmente infértiles. A éste señor no le gustaba la gente, no quería trato con nadie y en éste reino no habitaban personas, pero eso tuvo que cambiar un día. Un día en el que no sabe si fue bueno, o no tan bueno como él pensaba.

Cansado de su monótona vida, el gobernante de estas tierras salió un día a visitar otros reinos buscando algo de emoción. Encontró al típico hombre gracioso que logra sacarle una sonrisa a más de uno, y en él lo consiguió. Vaya si lo consiguió que el señor se puso a actuar con él, parece que le gustaba hacer felices a otras personas. Esa emoción que fue a buscar la encontró en el cariño y la alegría de de muchas personas. Eso era lo que le hacia a él ser feliz. Era una sensación cálida, agradable, placentera... Él era feliz.

Invitó a la gente con la que más trato tenia a residir en su reino, y éstos aceptaron, gustosamente. Aunque no les gustase nada las tierras en las que el señor vivía, acabaron por quedarse, y estos prometieron cambiar esas tierras tan desagradables por otras mas vivas. Y poco a poco, fueron labrando un destino próspero para estas tierras.

Pero, aun no sabe que pudo hacer mal el señor. La gente que vivía con él poco poco fueron aprovechándose de él, de sus recursos, o incluso de su misma persona, y sus tierras volvían a ser áridas y secas otra vez. Él se auto-torturaba día tras día pensando que podía estar mal, que hacía el mal. Estaba triste, y no sabia que hacer, había pasado mucho tiempo, muchos años queriendo y deseando hacer que los demás estuviesen cómodos en sus tierras, en sus dominios. Pero no podía seguir sufriendo tanto sabiendo todo lo que estaba pasando y acabó por expulsar a ésa gente de sus tierras, volviendo a dejarlas totalmente secas, áridas y vacías.
Ahora éste señor se retuerce de dolor y angustia por no saber que es lo que exactamente quiere.

¿Quizá quiere volver a seguir sufriendo para que los demás estén felices, o seguir sin sufrir del todo pero no teniendo a nadie a su lado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada